El acné es una enfermedad que afecta las glándulas sebáceas. Los pequeños hoyos en la piel se llaman poros y se conectan a las glándulas sebáceas por debajo de la piel. Estas glándulas producen una sustancia grasosa llamada sebo. Los poros se conectan a estas glándulas a través de un canal que se llama folículo y, dentro de los folículos, el sebo transporta las células de piel muerta a la superficie de la piel. Un vello delgado también crece por debajo de la piel y pasa a través del folículo para llegar a la superficie. Cuando se tapa un folículo, se crea un grano o espinilla.

El acné es la enfermedad de la piel más común. Las personas de todas las razas y de todas las edades la pueden tener. Sin embargo, es más común en los adolescentes y en los jóvenes. Se calcula que un 80 por ciento de todas las personas entre las edades de 11 y 30 años tienen brotes en algún momento. Aún así, algunas personas tienen acné hasta después de los 40 y los 50 años.

No se conoce la causa exacta del acné pero entre ellas están:

acne

  • El aumento hormonal durante la adolescencia (esto causa que las glándulas se tapen más a menudo)
  • Los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo
  • Comenzar o dejar de tomar pildoras anticonceptivas
  • Los factores hereditarios (si sus padres tuvieron acné, usted también lo puede tener)
  • Ciertos medicamentos
  • El maquillaje grasoso.

¿Cómo se trata el acné?

Los objetivos del tratamiento son:

  • ayudar a curar lesiones,
  • detener la formación de lesiones nuevas,
  • evitar la formación de cicatrices.

Los medicamentos pueden ayudar a evitar el desarrollo de algunas de las causas del acné. Su médico puede recomendar medicamentos de venta libre o con receta para tomarlos oralmente o aplicarlos en la piel. Hable con su médico sobre cualquier efecto secundario que experimente.

Algunas personas con casos graves de acné pueden necesitar tratamientos adicionales, como:

  • terapias con láser y luz;
  • procedimiento para eliminar el acné cuando otros tratamientos no ayudan;
  • exfoliaciones químicas superficiales que un médico aplica para eliminar las capas más externas de la piel;
  • procedimientos quirúrgicos para ayudar a tratar y disminuir las cicatrices.

También puede interesarle: Lunares y verrugas