La Radiofrecuencia es uno de los procesos de rejuvenecimiento facial más avanzado que a través de la transferencia de energía en forma de calor a los estratos más profundos de la dermis, logra la estimulación de la producción de colágeno, eliminando los signos del envejecimiento de la piel y devolviéndole una apariencia juvenil y lozana.

radiofrecuenciaLo que la radiofrecuencia facial hace es trabajar sobre la dermis, mejorando de manera considerable las condiciones de la elastina y el colágeno, además de ser una alternativa muy eficaz para lograr apariencia joven y descansada.

Se lo conoce como lifting sin cirugía, no requiere de anestesia y no es invasivo. Se puede aplicar en cualquier sector del cuerpo, especialmente cara, cuello, abdomen, muslos y glúteos y es compatible con todos los tipos de piel. El paciente puede continuar con su vida normal después de la aplicación ya que no produce dolor, costras ni inflamación.

Cuidados tras la radiofrecuencia facial

Tras el tratamiento, se recomienda tomar las siguientes medidas:

  • Beber entre 2 y 3 litros de agua al día
  • Tratamiento homeopático drenante (si es necesario)
  • Se puede tomar el sol, siempre y cuando sea con una protección adecuada

También puede interesarle: Rellenos faciales