Con la rinoplastia se puede mejorar o corregir no solo la imagen de la nariz sino todo el contexto de los rasgos faciales, con un amplio margen de éxito y seguridad. Es la operación que representa uno de los mayores retos para el cirujano plástico, combinando la técnica con la sensibilidad y la ciencia con el arte.rinoplastia

La nariz ocupa un lugar destacado en el rostro. Anatómicamente, representa el centro facial, y desde el punto de vista estético es el centro de las miradas. Es importante definir que la belleza del rostro no está dada por la perfección de cada una de sus partes, sino que se basa en la armonía del conjunto, es decir que si alguna de ellas rompe esa armonía llamando la atención por sobre las demás, debe ser corregida.

rinoplastia

En el caso de la nariz, son muy evidentes las deformaciones producidas por golpes y /ó por características propias, en general, heredadas de padres a hijos. Hay ocasiones en las que por motivos estéticos, la modificación de la misma, puede ser conveniente para resolver distintos problemas, ya que una nariz agradable, hace sentir bien, da seguridad, elevando la autoestima. La armonía entre la belleza física y la belleza psíquica, es el ideal de todo ser humano.

Resultados de la rinoplastia

Durante los primeros días después de la cirugía, cuando la cara está hinchada y con hematomas, es fácil olvidarse de que nuestro aspecto va a mejorar y muchos pacientes pueden sentirse algo deprimidos; es un sentimiento normal. Día a día el aspecto mejora y el paciente comienza a sentirse más contento. En 1 ó 2 semanas, no parecerá que usted se haya sometido a una cirugía. La mejoría es progresiva y gradual, aunque un mínimo hinchazón puede mantenerse, sobre todo en la punta, durante unos meses. El resultado definitivo se obtiene en 1 año aproximadamente.

También puede interesarle: Lifting facial