El tratamiento antienvejecimiento es una disciplina médica de carácter preventivo , cuyo objetivo fundamental es mejorar la calidad y las expectativas de vida del individuo, a través del control de los agentes que causan el deterioro de los diferentes órganos y sistemas.

Por tanto, la Medicina Antienvejecimiento podemos valorarla como una serie de medidas de prevención, frente a otros tratamientos que son requeridos cuando existe un problema diagnosticado.

Los programas correspondientes al tratamiento Antienvejecimiento: Antiaging buscan la detección precoz de factores de riesgo que estén relacionados con el envejecimiento, para poder tratarlos cuanto antes.

El estrés, las interminables jornadas laborales, el cúmulo de obligaciones cotidianas, la mala alimentación y la agresión medioambiental, aceleran el envejecimiento.tratamiento antienvejecimiento

La piel guarda memoria de las agresiones solares repetidas y es cuestión de tiempo que los abusos cometidos terminen manifestándose. El envejecimiento facial es una consecuencia evidente y directa del paso del tiempo y de la exposición a agentes lesivos cutáneos. La pérdida de luminosidad, brillo y tersura de la piel tiene su origen en el daño celular.

Para evitar una piel envejecida hemos de evitar la exposición solar. No obstante, una vez la piel ha sufrido su daño, tenemos herramientas muy poderosas que permiten resolver patologías cutáneas relacionadas con el envejecimiento y el daño actínico.

Signos visibles del envejecimiento

  • Caída del cabello
  • Presencia de canas en el cabello
  • Líneas de expresión (arrugas)
  • Presbicia y disminución de la visión
  • Aumento de peso
  • Pérdida de la dentadura
  • Disminución de la estatura
  • Pérdida o disminución de la audición, el gusto y el olfato, además de la función y el deseo sexual

Tratamiento antienvejecimiento

El primer paso del tratamiento Antienvejecimiento: Antiaging es el diagnóstico. Para ello realizamos las siguientes medidas:

  • Obtenemos el historial clínico que tenga el paciente, en el que se incluyen tanto sus hábitos como antecedentes personales e incluso familiares.
  • Realizamos análisis bioquímicos, hormonales, genéticos, biomarcadores tumorales, neuronales y de oxidación celular.
  • Tomamos medidas de las funciones del organismo, tales como capacidad visual, auditiva, táctil sensitiva, mental, cardiaca, densidad ósea, masa grasa, masa magra, envejecimiento cutáneo, etc. Todo ello a través de un análisis computerizado.

También puede interesarle: Cicatrices y estrías